Publican biografía checa de Alexia González-Barros

El sacerdote y escritor Karel Dachovsky ha publicado la primera biografía checa de Alexia González-Barrios, “Alexia”, sobre una joven española fallecida en 1985, y cuyo proceso de beatificación está en marcha.

En este sencillo libro, de 53 páginas, Dachovsky recorre la infancia, etapa escolar, la enfermedad, y su paso por la Clínica Universitaria de Navarra (CUN), donde murió.

Alexia falleció a los 14 años como consecuencia de un proceso tumoral conocido como sarcoma de Ewing y que se produjo en la columna vertebral. Desde su muerte, su devoción se ha extendido por los cinco continentes, como atestigua el hecho de esta biografía checa.

Nuevo documental

Por otro lado, recientemente tuvo lugar en Madrid la presentación de un documental sobre ella, realizado por Pedro Delgado y distribuido por European Dream Factory.

El primer pase de la película tuvo lugar en abril en el salón de actos del colegio Jesús Maestro, donde la joven española cursó sus estudios de Educación General Básica (EGB).

Sobre Alexia existen varias biografía, entre ellas la de Miguel Ángel Monge Sánchez, capellán de la CUN, y que la trató durante sus últimos meses.  Con ayuda de la familia pudo escribir esa semblanza, titulada  ”Alexia, alegría y heroísmo en la enfermedad”.

El sacerdote abulense y la familia salieron malparados en la película “Camino”, del realizador Javier Fesser, que resultó muy premiada en la edición de los Goya de 2009.

El nuevo documental reconstruye la vida de Alexia González-Barros González (Madrid, 7 de marzo de 1971 – Pamplona, 5 de diciembre de 1985), una adolescente que está en proceso de beatificación desde 1993, sobre todo por la fe, entereza y alegría con que afrontó su enfermedad.

Narrado en primera persona por la propia Alexia (Miriam Fernández) y por su ángel custodio, Hugo (Richard del Olmo), el filme incluye testimonios de sus familiares, profesoras y amigas, de los médicos y sacerdotes que la ayudaron (don Miguel Ángel habla en tres ocasiones), y de varios expertos en procesos de canonización.

Todo ello, ilustrado con abundante material fotográfico y fílmico, numerosos fragmentos de las películas domésticas rodadas por su familia e ilustraciones divertidas de algunos episodios significativos de su vida.

Delgado comentó, en la presentación, sobre la dificultad de un documental-película con vídeos originales, la tentación de utilizar dibujos tan eficaces en otras películas, el recurso de los barridos y las entrevistas personales a las personas que conocieron a Alexia.

“Creo que este documental he aportado mi granito de arena para mostrar el verdadero rostro de Alexia y el cariño de su familia”, afirmó.

La película consigue la finalidad de presentar sin estridencias las imágenes de Alexia tomadas por la familia juntamente con las entrevistas a las personas que la conocieron y trataron.

Por las tomas de Paco, su padre, podemos ver a Alexia con muy pocos años imitando a Charlot, montando en bici o correteando con sus perros; de vacaciones con sus hermanos, abriendo los regalos de Navidad.

La carta a sus amigas

También salen sus juguetes, su ropa, sus cuadernos de clase, en uno de los cuales escribió una entrañable carta a sus compañeras de curso. Sorprende cómo una niña con tantos dolores puede estar preocupada de las pequeñas cosas de sus amigas, incluso de las que pueden haber llegado nuevas y que ella no conocía.

Fue el mismo texto que Paco entregó al biógrafo, y que por haber sido escrito sobre las rodillas y resultar de difícil lectura, su padre transcribió a máquina para que se pudiera leerse mejor. El padre tiró luego el original sin darle mas importancia a la papelera.

Delgado comentó que la pérdida del manuscrito, que para algunos resulta una desgracia, no significa otra cosa que la naturalidad con que fue tratada Alexia.

¿Y qué decir de los gustos de Alexia? Se descubre en el documental, por ejemplo, a la Alexia cinéfila que en su diario de la clínica dejó constancia de las películas que veía. En definitiva una vida normal, pero con una particularidad: vivió intensamente la presencia de Dios.

23. 06. 2011

Coméntalo: