El español a través de clásicos teatrales

Creatividad, talento, mucha simpatía y una lengua común son los ingredientes de la XVII edición del Festival Internacional de Teatro Escolar en Español, que ha traído a Praga 160 jóvenes de Europa Central y del Este para interpretar esta semana obras clásicas y otras inéditas de autores noveles.

VIDEO: Los clásicos acercan en Praga la lengua española

Todos ellos son estudiantes de últimos cursos de enseñanza secundaria en liceos bilingües de la República Checa, Rusia, Hungría, Polonia, Eslovaquia, Bulgaria y Rumanía.

Los de Moscú, de los institutos Rosalía de Castro y Miguel Hernández, tuvieron que invertir más de 30 horas para llegar en tren, debido al cierre del espacio aéreo en Europa por la erupción volcánica en Islandia.

Este contratiempo impidió que llegaran los representantes españoles, de los del Colegio Gonzalo Torrente Ballester de Santa María de Tormes (Salamanca) y del Instituto Martín Vázquez de Arce de Sigüenza (Guadalajara).El festival, que fue fundado en 1994 en Praga por el entonces asesor lingüístico José Antonio Martín Bustos, ha retornado después de 17 años a la ciudad del Moldava. Está sirviendo también para descubrir y promocionar talentos.

Es el caso de Anna Chernykh, que interpretó con tino a la abuela en “Los árboles mueren de pie” de Alejandro Casona, si bien ella considera que “como se dice en la obra, tengo mucho corazón y creo que no puedo ser una buena actriz”.

Sobre el idioma español afirma que “es la lengua de los ángeles. Me gusta la pasión de estos sonidos y hablar en este idioma”, y sobre sus hablantes de la Península Ibérica que “son más alegres que en Rusia, donde todos son filósofos, ilusionistas sin emociones. Pero, como dice el dicho, el mejor puesto de nuestra vida es donde no estamos nosotros mismos”.

La joven moscovita añadió que “no quiero ser profesionalmente actriz, me parece un mundo muy conflictivo, donde sólo interesa el dinero, la compañía y otras cosas que no me gustan, no puedo soportarlo. Voy a aprender Relaciones Públicas y Publicidad”. La próxima edición del festival de teatro tendrá lugar precisamente en la capital rusa.

“Siempre están alegres, y tenemos mejores relaciones con los españoles que con otros profesores”, caracterizó Szabina Gondas, del colegio Hermán Otto de Miskolc (Hungría), la buena química con los profesores de español y, en concreto, con el jefe del taller de teatro, Francisco José Baena.

El madrileño es autor de “Magyarote, un Quijote moderno”, adaptación de la obra cervantina en clave de parodia y con mucha música. Además de obras de Casona, Miguel de Cervantes, Federico García Lorca, Fernando Arrabal y Luis Buñuel, también se interpretarán en Praga, a lo largo de la semana, piezas de jóvenes noveles, como Vanessa Hidalgo o Salvador Enríquez.

Hidalgo es una profesora de español, además de escritora de relatos, en el Colegio Fazekas Mihály de Debrecen (Hungría), uno de los 7 instituto bilingües del país magiar.La granadina debutó como autora de guiones teatrales en 2009 con “Una chica Aldomóvar”, que fue escenificada en la fase nacional del certamen celebrada en 2009 en Szeged.

“Adaptar un clásico no lo iban a entender”, explicó Hidalgo el porqué de escribir “Lunáticas”, con la que su colegio se ha presentado ahora en el evento internacional praguense.”No hemos parado de retocarla, hasta el último momento, ya que la escena del final cambia mucho. Doy mucha importancia al léxico, ya que si el auditorio no entiende muchas de las palabras, se pierde muchos momentos”, dice la autora acerca de esta comedia sobre la vida en un manicomio, y que provoca la hilaridad.

Además de vehículo para retener el español, el taller de teatro “también ayuda para la convivencia en grupo. Ellas son muy creativas, casi todo es idea de ellas, como la música”, señaló por su parte María José Santiago, profesora en el Colegio Párovská de Nitra (Eslovaquia).

Santiago hizo la adaptación de “El ascensor” de Salvador Enríquez, que se estrenó en Trstená en la fase nacional del país los Montes Tatra, que tiene en total 8 institutos bilingües.Comparados con los jóvenes españoles “ellos van mucho más al teatro, están acostumbrados, y lo viven. Es muy importante y muchos jóvenes están en compañías de teatro eslovacas y quieren interpretar”, afirma la malagueña.

“Hay una emulación entre los distintos países por ver quién lo hace mejor y con más calidad. Quién es el que mejor pronuncia español y es capaz de representar con mayor calidad. Porque un festival que lleva ya 17 años tiene una trayectoria”, valoró Demetrio Fernández, agregado de educación de la Embajada de España.

Los jóvenes son “conscientes por otra parte de que no hay premios ni obsequios. El premio es poder participa”, apostilló Fernández.

29. 04. 2010

Coméntalo: