El teatro escolar del Este de Europa descubre los nuevos acentos del español

Las alumnas del colegio 1558 Rosalía de Castro de. Moscú (Rusia) presentaron "La casa de Bernarda Alba"

 

Desde hace dos décadas, el teatro en español con jóvenes del Este de Europa se ha convertido, además de en vehículo de comunicación, en forja de nuevos acentos, que enriquecen y dan alas al idioma cervantino.

“No tenemos ya sólo el canario, andaluz, castellano, vasco, catalán, sino también el español en Rusia, Bulgaria y todos estos países”, señaló Luis Pardiñas, agregado de Educación de la Embajada de España en Eslovaquia, en la clausura del XX. certamen de teatro escolar en español.

La ciudad eslovaca de Košice, capital europea de la cultura 2013, ha acogido este evento, en el que participaron alumnos de colegios bilingües de siete países del Este.
Además de ese “plus del sentimiento y el plus de todas sus culturas y su tradición teatral”, Pardiñas señaló que, gracias a las secciones bilingües y a su actividad de teatro, “estamos escuchando estos días como el español se enriquece con tantos acentos”.

El teatro “nació de manera muy aficionada en Praga hace 20 años, y ha ido creciendo y es algo imparable. Tuvimos que restringir la asistencia a sólo dos grupos por país. Viene precedido por concursos locales muy selectivos, con lo cual vemos jóvenes muy preparados”, añadió el agregado.

De dcha a izda: Luis Pardiñas, agregado de Educación de la Embajada de España, Víctor Medialdea, profesor de colegio bilingüe Park Mládeže de Košice, y Mária Bíleková, de la Agregaduría de educaciónMás de 120 jóvenes de entre 16 y 19 años procedentes de Eslovaquia, Polonia, Rusia, Rumanía, República Checa, Hungría y Bulgaria interpretaron con chispa y talento, en el auditorio del ayuntamiento viejo de Kosice, obras de Cervantes, F.G.Lorca, Sergi Belbel y de autores noveles.
“Me ha costado interpretar el carácter de la persona (de Bernarda en la obra “La Casa de Bernarda Alba” de Lorca), ya que es totalmente diferente del mío” y “por eso hay que trabajar muchísimo para sentir lo que esta persona debe sentir, para vivir su vida y no la tuya, para sentir sus emociones”, dijo Victoria Kopová, que nació en Armenia y estudia en el Instituto Rosalía de Castro de Moscú (Rusia).
Kopova, con impecable castellano, lamentó que en Rusia sólo existan cinco secciones bilingües y añadió que con gustó interpretaría “Yerma”, también de Lorca, aunque reconoce que su papel favorito es el de Matilde en la obra “La tercera palabra”, de Alejandro Casona.

A diferencia de Rusia, la anfitriona Eslovaquia cuenta en su pequeña geografía con siete de secciones de español, en las que se imparten en la lengua romance asignaturas de todo el bachillerato, y no sólo de lengua y literatura, lo que facilita luego la cooperación en el ámbito de las ciencias, de la arquitectura, de la política, y no sólo en el campo lingüístico.

Šimon Vavrek, del gymnázium Martin Hattal de Trstená(Eslovaquia), encarnó al Quijote“Creo que ha gustado”, dijo Šimon Vavrek, algo azorado pero muy sonriente, tras dar vida a Don Alonso Quijano en “Una comedia musical de Don Quijote y Sancho Panza”.
“Me gusta mucho la persona de don Quijote, aunque no sé qué tengo en común con él. Lo he leído y he visto las películas”, añadió Vavrek.
Del mismo liceo Martin Hattal de Trstená (Eslovaquia) vino Krystína Macaková, que interpretó a la dama Dulcinea del Toboso y, como dijo ella, lo hizo con gusto, pues desde pequeña quiso ser una princesa, vestida a la antigua usanza.
“Es una imagen de cada uno de nosotros, ya que cada uno tiene una princesa o príncipe en su vida, y principalmente es un sueño que no se puede cumplir”, dijo Macaková.
Este grupo de Trstená ganó el concurso nacional, que les ha permitido venir a Košice, con una adaptación realizada por su líder de teatro, Julio Ruiz, un madrileño de Hortaleza que es también profesor de Biología y Química en esa población de 7.000 habitantes al norte de Eslovaquia.
“Tuve un poco de miedo porque no estaba seguro si la fórmula iba a funcionar, y, una vez visto que la respuesta del público fue muy buen, el resto de las actuaciones hemos ido con más seguridad y nos lo hemos pasado muy bien”, dijo tras adaptar, según dijo, “la visión más cómica” del Quijote.
“La idea era divertirse ellos y divertir a los demás”, añadió Ruíz, también al son de melodías de “Grease” y de “Amante bandido” de Miguel Bosé.

VÍDEO: XX Festival europeo de teatro escolar en español

Su compañero de colegio, Miguel Ángel Peláez, considera que de esta forma “se construye Europa, se acerca uno al español y los españoles al eslovaco”.
Peláez, que ha sido profesor del Instituto Cervantes y ha vivido en Hungría y Jordania, destacó que de los estudiantes del bilingüe en este pequeño pueblo, sin muchas oportunidades de salir de Eslovaquia, “saltan a estudiar a Granada, Barcelona y Madrid”.
Además de las actuaciones, los jóvenes visitaron las ciudad, sus alrededores y también asistieron a talleres de teatro, liderados por el actor Robert Šudík, miembro del Teatro Estatal de Kosice y profesor de interpretación en el conservatorio.
La inauguración contó con la presencia del embajador de España en Eslovaquia, Félix Valdés, una representante del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España así como de distintas autoridades de educación eslovacas y de la ciudad de Košice.
En los preparativos también estuvieron muy involucrados los profesores de la sección bilingüe de Košice, la leonesa Sheila Álvarez y el granadino Víctor Medialdea.
Los eslovacos “son muy talentosos y tienen poca vergüenza para salir al escenario y hablar en público”, aseguró Álvarez, aunque Medialdea lo matizó: “Pueden parecen más fríos, ya que cuando se ponen a hacer algo lo trabajan mucho, con ímpetu y se sacrifican, pero los españoles también pueden hacerlo”.

Alena Bobákova, directora del gymnázium Park Mládeže 5 de Košice (Eslovaquia) y dos participantes rumanos

 

22. 04. 2013

Coméntalo: