España espera un fuerte aumento de los colegios bilingües en República Checa

De izda. a dcha, Agáta Ričánková, el embajador Pascual Navarro y Veronika ŠmidováEspaña espera una fuerte aumento de las secciones bilingües en la República Checa, que podrían multiplicarse por cuatro en los próximos años, si el Gobierno de Praga acoge el interés de muchos centros escolares en impartir este tipo de enseñanza.

“El Gobierno checo está en proceso de revisión de las secciones bilingües, y si el proyecto que tienen en marcha se lleva a cabo, podríamos aumentarlo muchísimo, y llegar a veintiséis”, explicó Pilar Barrero García, agregada de Educación de la Embajada de España.

Este modalidad surgió de un convenio bilateral de 1990 entre la República Checa y España, gracias al cual en seis centros checos (Praga, Olomouc, Plzeň, České Budějovice, Ostrava y Brno) se imparten hoy las materias del bachillerato en español.

“De las secciones bilingües van a estudiar a universidades españolas entre 25 y 30 cada año”, según Barrero, quien señaló que los destinos preferidos son Granada, Valencia, Salamanca y Santiago de Compostela.

Más de 2.000 alumnos acuden a los seis centros bilingües checos, donde además de los cuatro años de bachillerato con el español como lengua vehicular, se puede estudiar dos años ese idioma como lengua extranjera.

Barrero destacó que “hay muchísimos colegios con interés en convertirse en sección bilingüe”, pero al mismo tiempo matizó que “el Ministerio de Educación va a exigir unos requisitos muy estrictos, y no va a ser fácil”.

Pilar Barrero García, agregada de EducaciónLa agregada se refirió asimismo al atractivo de este programa incluso entre los profesores españoles de la enseñanza pública.

“Para ser profesor en las secciones puede concurrir cualquiera y también profesores de la enseñanza pública española, y de hecho muchos quieren venirse aquí, porque quieren tener esa experiencia”, dijo la agregada.

Es el caso del granadino Santiago Martínez y su mujer, la alicantina Isabel Baldó, que pidieron un año de excedencia y han trabajado en el liceo de la calle Budejovica en Praga.

Hay otros, como la matemática gallega Olga Martínez, que ha podido estrenarse como profesora de secundaria -ya había impartido clases en la Universidad- y así poner a prueba sus dotes pedagógicas en el Gymnázium Clásico y Español de Brno, donde lleva cuatro años.

Encuentro en Praga

Un centenar de personas participó hoy en Praga en el segundo encuentro anual de profesores y alumnos de estos liceos bilingües, en los que se puede obtener el título de bachillerato español.

Se trata de alumnos y ex alumnos destacados, que tenían en común el haber obtenido sobresaliente en todas las materias y algunos de los cuales ya cursó la universidad.

Olga Martínez, profesora de Matemáticas en el liceo bilingüe de BrnoDurante el encuentro se anunciaron también los ganadores del premio de relatos valenciano “Un mundo por conocer”, que contó con el patrocinio de la Federación de Academias de Español como Lengua Extranjera.

La ganadora fue Veronika Šmidová, del liceo episcopal J.N.Neumann de České Budějovice, con su relato “La clave”.

“Es un trabajo de ficción basado en datos históricos y reales, y la mayor parte trata de los judíos y de su expulsión en el siglo XV”, explicó la checa.

El protagonista polaco, que vive a comienzos del siglo XXI en un pueblo de Bohemia, va descubriendo particulares sobre su familia, y ese afán por conocer más le lleva a Valencia, donde entra en contacto con el mundo judío y la Inquisición.

La segunda premiada en este primer certamen de relato fue Tereza Mikudová, con su trabajo “Como el topo curó al ratón”.

“Es un cuento un poco fantástico que cuenta como el topo, que es una figura típica aquí, necesita curar a un ratón, pero en la República Checa no podía encontrar la camomila, la flor necesaria para curarle, así que tuvo que ir a Valencia”, explicó.

De dcha. a izda, Santiago Martínez, Isabel Baldó y el agregado de cultura, Pablo RupérezY en ese periplo, acompañado por una muñeca, el topo va descubriendo aspectos interesantes de la Comunidad Valenciana, de su cultura -donde no faltan las fallas-, lengua, gente, playas y monumentos.

“Solamente la figura del topo y la muñeca son ficticias, pero todo lo que se encuentran en Valencia forma parte de una paisaje real”, apostilla.

El segundo concurso, sobre las Islas Canarias y patrocinado por la agencia de viajes Canaria Travel, admitía cualquier obra artística, ya fuera relato, composición musical u otra cosa.

Ganó la inventiva de Agáta Ričánková, a quien se le ocurrió confeccionar nada menos que un elaborado juego de mesa para cinco personas, con preguntas y respuestas, para conocer mejor el archipiélago.

“Yo hice la ruta por Gran Canaria y se me ocurrió un juego de mesa sobre la naturaleza, para cinco jugadores”, señaló.

“Las Islas Canarias, un juego de Mesa”, se basa en la experiencia de Ričánková por aquellas islas, de las que le impresionó sobre todo las iguanas.

Tras el fallo de los premios, el embajador Pascual Navarro ofreció unas tapas y una arroz en el jardín, donde se colocaron una carpas por si llovía.

Parte de la comitiva que participó en el encuentro de profesores y alumnos de los liceos bílingües

Participantes del encuentro

La maternidad prestada

Más participantes del encuentro

Tereza Mikudová, segundo premio del concurso de relatos

Agáta Ričánková ganadora del premio de Canarias con

Durante la sesión de fotos

Linda, la fotógrafa checo colombiana, también asistió

 

Estudiante potencial del liceo bilingüe

Más participantes

20. 06. 2014

Coméntalo: