Disidente venezolana Tamara Sujú al frente de instituto checo CASLA

Tamara Sujú, nueve directora ejecutiva del Instituto CASLALa abogada venezolana especialista en Derechos Humanos y disidente política Tamara Sujú, con protección diplomática en la República Checa desde noviembre de 2014, ha sido nombrada directora ejecutiva del instituto CASLA.

El instituto CASLA es una de las principales plataformas checas para los estudios de América Latina, y sus analistas e investigadores proceden de la esfera política, diplomática, académica, informativa, a la vez que están muy involucrados en la promoción de los derechos humanos.

En un entrevista a Efe, Sujú manifestó que quiere convertirse en “esa voz de los que no tienen voz” en América Latina, porque “cada vez hay menos medios de comunicación, cada vez hay más represión, cada vez están despidiendo más a los periodistas”.

Al frente de CASLA, “mi tarea es abrir un poco los ojos a los países europeos sobre lo que está pasando en América Latina, enfocada sobre todo en derechos humanos”, precisó Sujú.

Y seguir dando la batalla en instancias internacionales de protección, como ha hecho hasta ahora: en la Comisión de Derechos Humanos de la Unión Europea, en el Parlamento Europeo y en las oficinas de los relatores de la ONU en Ginebra contra la tortura y contra detenciones arbitrarias.

La abogada ha interpuesto ya a favor de personas de su país trece denuncias en organismos internacionales, tanto en los sistemas iberoamericanos de protección como en el sistema europeo y de la ONU.

Sujú desea brindar ayuda no sólo a compatriotas “sino a víctimas de estos países que están faltos de democracia y libertad, para que sus casos sean conocidos en el sistema de protección europea”.

Y lo hará dentro de un colectivo, CASLA, rodeada de personas que son “anclas de democracia” y “del mismo pensamiento que tenía (el expresidente y dramaturgo checoslovaco Vaclav) Havel sobre el valor de la democracia”.

Además de fundadora de las Damas de Blanco de Venezuela y la organización de derechos humanos Nueva Conciencia Nacional, Sujú es directora internacional de la ONG Foro Penal venezolano, que cada año hace una informe sobre torturas y tratos crueles.

Tamara Sujú durante el anuncio de su nombramiento como directora ejecutiva de CASLAEl último informe del Foro, con datos hasta noviembre de 2014, arroja un balance de 4.000 detenidos, 2.010 procesados penales y 85 presos políticos al día de hoy.

Sujú ha lamentado que, debido al miedo, muchos “no han querido denunciar” la represión.

“Tenemos preocupación como ONG que no hemos podido recabar esta información como en el 2013 porque han sido amenazados y se han ocultado pruebas y porque en Venezuela, después de la represión férrea como empezó este año (2014), la gente tienen miedo a denunciar”, dijo.

Sujú también agradeció el hecho de que España “ha puesto énfasis en la libertad de los presos políticos venezolanos”, lo que incluso ha acarreado al exprimer ministro español Felipe González la repulsa del Ejecutivo de Nicolás Maduro.

“ya era hora de que los Gobiernos se quitaran el velo de lo que es el gobierno venezolano”, apostilló la directiva del Foro Penal, que ha sido propuesta al Premio Nobel de la Paz de este año por 36 diputados chilenos, junto con personalidades de es país sudamericano.

06. 05. 2015

Coméntalo: