Andrej y Maruška

Un paseo por Bratislava después de la bodaA estas alturas del verano, esto de Dos Mundos se ha convertido en un blog de Gente. Gente de estos lares checoeslovacos que tiene un vínculo definido con España o el español.

En realidad, como decía el afamado director de cine Frank Capra, los relatos de gente son los que resultan más interesantes a la gente misma.

¿No es así? Abordar a los novios después del sí y perseguirles por el centro histórico de su ciudad para que digan algo con sentido delante de la cámara.

Y sobre todo cuando el marco es un sitio encantador como Bratislava, a las faldas de su castillo, que no hacía sino sonrreir a la pareja y hacerse partícipe de sus sentimientos.

Creo que conseguimos que Andrej y Maruška, que estaban en el séptimo cielo, respondieran con juicio.

Maruška y sus padres antes de entrar en la catedralA pesar de estar rodeados de amigos, y muchos desconocidos, que no hacían sino gritar los consabidos ¡que se besen!, ¡vivan los novios!

Y otras cosas por el estilo, que no tenían ni una pizca de hortera, y que hicieron subir el clima de expectación.

Y a los pobres no les quedó más remedio que reaccionar a las instigaciones, cediendo a los arrumacos, sin soltarse un segundo de la mano -ya eran el uno del otro-, y tratando de no perderse en medio del ajetreo.

Con poco tiempo para coger el barco, que les esperaba para dar un paseo en el Danubio.

21. 08. 2015

One Comment to “Andrej y Maruška”

#1  Nacho lo escribió (26.08.2015 - 16:40)

¡Mis felicitaciones para Maruška y Andrej!
Excelente video, Gustavo

Coméntalo: