La ciudad real de Pisek se reinventa como “Smart City”

Jaromír Gréger, gerente del TCPPísek era conocida antiguamente como “Atenas del Sur de Bohemia”, y ahora esta ciudad real busca recuperar su solera y reinventarse como “Smart City”.

Para ello quiere apoyarse en sus prestigiosas escuelas, dos universidades y fondos europeos, de forma que pueda convertirse en lugar atractivo de los informáticos.

El viejo puente de piedra, el más antiguo del país, es un icono de Písek y por él cruzan a diario centenares de jóvenes, que mantienen viva esa tradición educativa que augura el futuro de la localidad.

Hay además un castillo integrado en el casco urbano, donde pasaba largas temporadas el célebre monarca del medievo Carlos IV, y que también habla del “genius loci” de un lugar que estuvo en la encrucijada del comercio y de la ruta del oro.

Ahora Písek, que tuvo más recientemente una economía basada en la industria textil -que acabó desmantelándose-, quiere apostar por internet para asegurar su sostenibilidad.

“Nunca acepté que Písek debía ser sólo una ciudad de lagos, bosques y jubilados”, dice el empresario Jaromír Gréger, artífice del Centro Tecnológica de Písek (TCP).

El puente gótico de Písek cruza el río Otava“No sabemos planear las cosas a veinticinco años vista, y a la velocidad como va la sociedad y como se desarrolla el IT, nos encontramos desde los últimos dos años en el umbral de la mayor revolución de IT en la historia”, añadió Gréger.

Para no perder ese tren de las nuevas tecnologías de la información (IT) en torno a “la nube” e internet, el empresario Gréger ha liderado la construcción -en una antiguo cuartel militar- de uno de los primeros centros de datos de la República Checa.

La inversión de 530 millones de coronas ha sido financiada en un 40% con fondos europeos, y desde hace dos años hay aquí ubicadas prestigiosas empresas de software que utilizan los servicios de proceso, almacenamiento y seguridad de datos que ofrece TCP.

Ha sido la puesta de largo de un proyecto que empezó hace 7 años, cuando empezaron a formar un equipo de gente de la región, capaces de desarrollar su propia tecnología primaria de la nube, y que actualmente está compuesto por 50 personas.

Pero las posibilidades de trabajo en este centro son mucho mayores.

“Tenemos capacidad para entre 300 y 1.000 personas”, afirma el checo.

Explica que en las tecnologías de la nube no hay tantos especialistas en el mundo, sólo unas decenas, por lo que no existe otra alternativa que formar la propia gente.

El Centro Tecnológico de Písek (TCP)Además de ofrecer servicios punteros a clientes, el sistema sabe calentar este edificio de 8.000 metros cuadrados y hacer la recuperación de calor, para disminuir costes de energía.

El TCP colabora con universidades bávaras y la prestigiosa Universidad Kepler de Linz, y aloja en su sede un centro superior de estudios a distancia, que se suma a las facultades que tiene en Písek la Universidad de Bohemia del sur.

Actualmente, Gréger y su TCP están en condiciones de convertirse en “plataforma o espacio que pude compartir investigación de la esfera municipal, académica, empresarial y de innovación”.

Acaban de entrar en el programa “Smart Cities and Communities lighthouse projects”, en el marco del programa europeo HORIZON 2020, con la noruega Trondheim, la belga Lovaina y la italiana Padua, y esperan lograr financiación de 18 millones de euros para seguir implantando el concepto “Smart City”.

Este programa es el mejor dotado de la UE en apoyo de la ciencia e innovación tecnológica, y se dirige a crear edificios inteligentes, redes inteligentes y almacenamiento de energía, desarrollo de la electromovilidad e infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos.

Tomáš Jungwirth, consultor científico de IGS RerearchGréger quiso, no obstante, restar importancia a la tecnología en este proceso de implantación de la ciudad inteligente.

“Para mi lo importante no es la tecnología, ya que -como dijo un filósofo famoso- con la tecnología supero grandes distancias, pero nunca creo cercanía”, afirmó.

Y, para que nadie se lleve a engaños, añade: “La tecnología es el chasis y lo importante en ‘Smart City’ son las relaciones en la sociedad”.

Por ello, considera que la sociedad occidental puede enseñarles muchas cosas, “pero lo que tenemos que aprender es que el ciudadano se debe interesar de su ciudad y la ciudad debe interesarse de sus ciudadanos. Esto es la misión de ‘Smart City’”.

Esta idea de servicio fue también mencionada por el teniente alcalde, Josef Knot, que ve con optimismo la conexión entre lo histórico con la moderna tecnología.

Para él, los pilares del “Smart City” son movilidad, energía y sistemas de información.

Plaza que acogerá el aparcamiento con los sensores de IGS ResearchEn cuanto a la movilidad, “el objetivo es ofrecer nuevos plazas de aparcamiento con valor añadido, con una sistema de señalización para que cada conductor puede verificar lugares libres”.

La española IGS Research participará en este proyecto, que comienza a finales de año, suministrando sus sensores “Spinwire”
Los “Spinwires” incorporan varios sensores magnéticos de permalloy (una aleación magnética de hierro y níquel) plastificados en un tubo resistente.

En el campo energético, Písek espera ahorrar en la gestión de aguas negras y que, con el calor generado en su procesado con las nuevas tecnologías, no será necesario facturar a los ciudadanos por el concepto de recogida de este tipo de aguas.

Con estas nuevas energías seremos capaces de “generar la energía para que este sistema sea autosuficiente”, afirmó Knot.

También se ha mejorado la logística y eficiencia de recogida municipal de basuras mediante la instalación de sensores de eco en los contenedores, que avisan cuándo es necesario mandar el camión.

Para una ciudad pequeña como Písek, estos ahorros son importantes, afirmó el edil.

Estudiantes jóvenes cruzando el puentePara maximalizar los ahorros de este sistema, Adan Skotnicky, director ejecutivo de TCP, abogó asimismo por unir esfuerzos con otras ciudades.

“Praga, Brno, Pardubice y Pilsen van a intentar cosas grandes, y sería ideal que todos estos esfuerzos se unieran, para que las medidas de ahorro sean mayores”, señaló.

“Cuando mayor es el conjunto, los datos serán más precisos y todo será más eficaz”, apostilló Skotnicky, que también valoró que haya surgido en Písek una importante comunidad en torno al concepto de “Smart City”, y que atrajo a casi 200 especialistas a la conferencia CityCon 2016.

23. 09. 2016

2 Comments to “La ciudad real de Pisek se reinventa como “Smart City””

#1  Eduardo García lo escribió (23.09.2016 - 23:32)

Magnífico artículo Gustavo! En Pisek además dio muchos años clases de violín el celebre pedagogo Otakar Sevcik,compañero de estudios de Karel Halir. Los estudios técnicos para violín de Sevcik se estudian actualmenteen todo el mundo. Los niños pequeños en Pisek eran capaces de silbar las melodías de los más importantes conciertos para violin.

#2  Eduardo García lo escribió (23.09.2016 - 23:33)

Magnífico artículo Gustavo! En Pisek además dio muchos años clases de violín el celebre pedagogo Otakar Sevcik,compañero de estudios de Karel Halir. Los estudios técnicos para violín de Sevcik se estudian actualmente en todo el mundo. Los niños pequeños en Pisek eran capaces de silbar las melodías de los más importantes conciertos para violin.

Coméntalo: