Quedada con sabor a aniversario de ex-alumnos del Herrera Oria

Ex-alumnos de la promoción del 67 en el Club Social de la CiudadUna simpática quedada con sabor a aniversario del colegio Cardenal Herrera Oria, en la que participaron 43 personas, se celebró hoy en el Club Social de la Ciudad de los Periodistas de Madrid.

El primero en llegar a esta reunión de la promoción del 67 fue Rafael García “Quas”, antes que lo hicieran Luis Herranz, Rafael Herrera y Miguel Morales, que pudieron empezar a saborear la cita junto a la barra del bar que lleva Sebastián.

Nunca me atreví a preguntar a Rafa qué significa “Quas”, pero con la crueldad que a algunos nos caracterizaba, me lleva a pensar en lo peor, es decir, en un personaje de leyenda que se dedicaba a tocar las campanas en Notre Dame de París.

Pero Rafa, que ha sido siempre un deportista de elite en balonmano, no tiene nada que ver con ese personaje de cine en blanco y negro.

De las chicas, la más puntual fue Marta Neira, seguida de Ana Rosón y su tocaya la Losada, tan animosa como siempre.

Fue muy grato reencontrarse con personas como Loreto, que por aquellos años escolares era una excelente nadadora, además de pilla, y hoy se dedica a la enseñanza.

También Agustín Puente hizo un cambio de planes a última hora para acompañarnos, cosa que le agradecemos singularmente.

El flamante Félix Juan Pacho, gurú de las telecomunicaciones y el único chico que envío varias fotos para las presentaciones, fue otra de las grandes alegrías que nos deparó la noche madrileña.

Algunos nos acompañaron con intensidad desde la distancia, atrapados por obligaciones de trabajo, como Belén Reinoso, o familiares, como el cuidado de hijas griposas en el caso de Piti Solana.

Pero la verdad es que no faltó casi nadie de los previstos, al menos del Grupo C, aunque nos hubiera gustado admirar la calva de David Conde, a los portentosos, y también cariñosos, Pablo Pato y su primo Carlos, y a los hermanos Prados.

Todos estos fueron mencionados, con trazos muy personales, en la entrevista que hicimos a Belén, y que merece la pena ser escuchada con calma.

Ella dice que tiene memoria fotográfica, y -como podréis comprobar en el vídeo-, habría sido acreedora del premio a la Memoria Histórica de aquellos años.

En caso de interés, se puede preparar una versión ampliada de la entrevista, donde habla también de los profesores.

Los otros dos premios fallados, resultado de una encuesta relámpago con un muestreo de público masculino, fueron “Una de las chicas más guapas”, que recaló naturalmente en Teresa Cruz, y “Una de las más empollonas”, que fue a parar a las vitrinas de Marta Neira.

Ambas ganaron una botella conmemorativa de los 50 años de bodas de Gustavo J. y Conchita, padres de Gustavo, lo que demuestra que, a pesar de los pesares, “Sí se puede” si se quiere.

Era un vino tempranillo de uva garnacha crecida en la viña de El Tiemblo (Ávila), en una edición limitada que también han podido degustar, tras una rifa amañada, algunos participantes.

Pregunté a dos compañeras cómo consiguen seguir siendo tan atractivas, a lo que una contestó “muchísimas gracias por el piropo”, y la otra “lo de la belleza es simplemente que me ves con buenos ojos”.

Y añadió: “De todas formas ser feliz es buena receta”.

Leyendo entre líneas, me parece que en la receta de la felicidad hay un ingrediente esencial que es la familia, ya que ella se acerca feliz a sus bodas de Plata, por lo que le deseamos que corone con éxito esa montaña.

La noche no resultaba demasiado fría, e invitaba a salir de vez en cuando a tomar el aire en la terraza que da acceso a la pista roja, donde todavía a esas horas jugaban algunos chavales en medio de la relativa oscuridad.

No sé si alguno tuvo la tentación de ir a darle a la pelota, pero en el caso de tener a mano las zapatillas creo que se habría podido improvisar un encuentro de veteranos.

A los de la Ciudad les habría caído, seguramente, una paliza, como la que se llevó el Granada en el Bernabeu un día antes.

Y es que el lugar traía añoranzas de los míticos partidos de futbito que jugábamos aquí, y donde ganar daba un indudable prestigio.

Siempre existió una línea divisoria entre el feudo de los Periodistas y los que no éramos de aquí, como dicen Belén y el profesor Ribao en sus vídeos, y vencer en el “coliseo de la Ciudad” era una inyección de moral para los visitantes.

El tono jovial del encuentro correspondió, de nuevo, a Mónica Riobóo, Bárbara y Teresa Cruz, que revoloteaban de aquí para allá jaleando a los fotógrafos para captar esos momentos.

Momentos que han quedado muy bien reflejados, en tonos sepia, blanco y negro, y hasta normal, en los celulares de David Gozalo, Pepe Picó y Carlos M. Urueña.

Pepe se atrevió hasta con un “selfie” masivo, digno de ser colgado en Instagram, con él en primera plana y el resto del grupo dispuesto en varias filas, que hicieron tambalearse las mesas del restaurante.

Aunque en esta ocasión volvimos a ser regimiento, aunque no tantos como en Tres Cantos, se logró encauzar algo la atención de los participantes con presentaciones, algunas de las cuales aparecen en estas páginas.

La anfitriona del encuentro fue Mar Vallejo, ya sin rastros del golpe que sufrió en su barbilla al caerse en casa, y que dispuso las cosas para que estuviéramos muy bien atendidos.

Mar trató de establecer conexión por Skype con Luis Delcán, Bea Chapatte y el profesor Daniel Ribao, aunque las limitaciones del WiFi hicieron imposible el intento.

La estrella de la noche fue, sin duda, Carlos Marqués, que nos deleitó con una sesión fotográfica que arrancó más de una lágrima, muchos suspiros de admiración y hasta gritos de júbilo.

Un recuerdo especial también para aquellos que lo están pasando mal por razones laborales, y decirles que estamos aquí para tratar de echar una mano en lo que podamos, en un “networking herreriano” que esperamos funcione para estas cosas importantes, y no se quede sólo en luces de bengala.

Llama la atención constatar con qué facilidad se ha vuelto a juntar este grupo, sin mediar especiales circunstancias, porque había simplemente ganas de quedar.

10. 01. 2017

2 Comments to “Quedada con sabor a aniversario de ex-alumnos del Herrera Oria”

#1  Daniel Ribao Docampo lo escribió (10.01.2017 - 23:46)

MAGNIFICO chicos del 67 de la mano cooperativa de Gustavo Monge y Mar Vallejo. MAGNIFICOS recuerdos. Hasta la proxima y proximos reencuentros indi/grupales. Vivan los CHO

#2  Beatriz Martin lo escribió (11.01.2017 - 20:23)

Mil gracias Gustavo y Mar por la idea y la estupenda organización. Y a Luismi por hacerme llegar la cita. A partir de ahora os seguiré en Facebook. Me uno al Viva el CHO y la generación del 67!!

Coméntalo: