A Arrabal la crisis económica le sale por una friolera

El escritor español Fernando Arrabal, que está en la República Checa para participar en el Festival de Escritores Praha 2010, confesó hoy en Praga que la actual crisis económica mundial le sale por una friolera. “No me interesa la crisis. Sólo me interesa lo que me rodea cuando hay un problema inquisitorial”, reconoció con cierto desdén el literato

Arrabal, premio Nadal de 1982 con “La torre herida por el rayo”, es autor de más un centenar de obras teatrales, catorce novelas, ochocientos títulos de poesía y siete largometrajes.

Sobre cómo la coyuntura de recesión de estos últimos años ha podido mermar sus derechos de autor, el escritor no quiso dar detalles. Este exiliado en París desde 1952 sí que aprovechó para amonestar a los agentes que han contribuido a esta crisis, y a los que calificó de “mundo económico supersticioso, que tiene pánico” a perder su estatus.

Además dijo que “es un mundo muy ligado a la irracionalidad”. No en vano “la palabra ‘fortuna’ se usa para referirse a la riqueza, y también para la superstición de caerle a uno algo en fortuna”, dijo.

Arrabal no es todavía muy conocido en el país centroeuropeo. En septiembre está prevista la edición en checo de “La piedra de la locura”, considera por él su mejor obra de poesía. También se publicará un libro de entrevistas con eltraductor, Denis Molcanov, y que llevará por título “Projevit blbcům trochu laskavosti” (algo así como “Un poco de paciencia con los tontos”).

Uno de los reclamos del festival praguense, según reconoció el melillense, ha sido el premio Nobel chino Gao Xingjian, que se exilió a París en 1987 para evitar la represión del régimen de Pekín. También han acudido a este encuentro literario la premio Nobel rumana Herta Müller, el poeta alemán Hans Magnus Enzensberger y el egipcio Bahaa Taher, entre otros.

Elogios a Louise

Arrabal fue a la capital checa en compañía de su mujer, Louise, a la que regaló algún cumplido y declaró públicamente su agradecimiento . “Es infinitamente más inteligente que yo. Yo no habría podido enseñar en La Sorbona como catedrático”. A propósito de sus comienzos como escritor, Arrabal recordó también que poco después de instalarse en la capital gala, alguien constató que “ella tendría que dar muchas clase para que pudiera escribir su marido”.

El español evocó también vivencias con la escultora Louise Bourgeois, que falleció recientemente a la edad de 98 años, y de la que destacó, con un tono emocionado, su fe en Dios.

No faltó tampoco una mención a los nacionalismos que han vuelto a aflorar en Europa, temática que Arrabal abordó con ironía y sentido del humor en su obra teatral “Pic-nic”, recientemente interpretada en Praga en un festival internacional de teatro escolar.

Ese resurgir de los nacionalismos tiene ahora en jaque a húngaros y eslovacos, así como a ex repúblicas soviéticas y Rusia, al igual que pasó en la década pasada con Serbia y los países resultantes de la desintegración de Yugoslavia.

Echando mando, como símil, de la teoría de conjuntos, Arrabal explicó que “la geopolítica crea conjuntos que antes no eran”, en referencia a la URSS y la república de los eslavos del Sur, y “a la hora de cambiar el mundo deciden fracturarlo”.

Reconoció que las matemáticas son su vocación frustrada, y que se alejó de ellas por el solo hecho de haber ganado un concurso de niños superdotados convocado durante la dictadura de Franco. ”Franco convocó este concurso y yo entonces decidí que no sería matemático”, recordó el escritor, cuyo padre fue condenado a pena de muerte en Melilla el 17 de julio de 1936, por no secundar el Alzamiento Nacional.

09. 06. 2010

Coméntalo: