Andaluza Rosa Gamero presenta en Praga “Y mientras tanto, te sigo esperando: septiembre”

Roma Gamero presentó en Praga su libro de relatos y poemasMe tropecé con el libro “Y mientras tanto, te sigo esperando: septiembre” de forma un tanto curiosa que no voy a detallar. Así hago honor a la persona de la que quiero hablar y que se caracteriza por la brevedad.

El hecho es que alguien me pidió que entrevistara a la autora del libro, la sevillana Rosa Gamero Arévalo, y vi que se trataba de una mujer polifacética.

Estudió Bellas Artes en Sevilla en los años 70 y, tras dedicarse por entero a la crianza de sus cuatro hijos, retomó la creación plástica hace quince años.

Cultiva la escultura vanguardista con barro, aunque reconoce que cuando hace escultura está “escribiendo poesía”.

“Casi todas mis esculturas tienen un poema, y para mí es fundamental que ese movimiento lo tenga también el poema”, explica.

Rosa pinta, hace alfarería, diseña galardones para certámenes, como el “Encuentro internacional de Flamenco” de Motril, a donde acude gente de Marruecos y Andalucía, y para el que diseñó la figura “Mentas”.

Sobre ese nombre, Rosa recuerda que “la menta o hiervabuena se usa en los tés de marruecos y en la cultura andaluza”.

En cuanto a las figuras, aclara que “son bustos de mujeres, donde lo importante es el movimiento que puede tener la figura, que te envuelve, con sus farolés y mucho volante”.

Rosa también da pregones en festejos y le gusta escribir, algo que hace desde los quince años, aunque todavía no se había lanzado a publicar.

En 2015 ganó el premio “Miguel Hernández” por su labor cultural en la Zubia, el pueblo de 20.000 habitantes a las afueras de Granada donde reside.

Sobre su afición literaria, dice que quedó marcada al leer las “Rimas y leyendas” de Becquer y por Lorca, aunque reconoce que su artista favorita es la mexicana Frida Kahlo.

“Dicen que soy una reencarnación de Frida Kahlo. A mi me fascina esa mujer, lo que escribe, cómo pinta. Me gusta ella”, añade sobre la que fuera musa del pintor muralista Diego Rivera.
VÍDEO: ROSA GAMERO RECITA SUS POEMAS
Rosa también hace apología de África, un continente que siempre le ha “inquietado”, y de cuya tragedia de las pateras que cruzan el Mediterráneo ha sido testigo.

En su obra trata de hacer “una fusión entre Andaucía y África, para que esas dos culturas, que tienen el mismo color por el sol, se unan en una sola, en un beso, con un abrazo”.

La artista habla en radio, es madre de una familia numerosa e incluso participa en excavaciones arqueológicas.

Es miembro activo del Centro de Estudios de Investigación del Patrimonio de la Zubia, que antiguamente se llamaba Alzawiya, que en árabe significa “donde fluye el agua”, y en cuya historia se inspira para sus relatos.

Y se ha hecho granadina de adopción, porque ya sabemos que Granada cautiva y no hay más pena que ser ciego en Granada.

Rosa, que se describe a si misma como rapsoda, debuta ahora con este libro editado por Atlantis, una casa que tiene por lema lograr “una nueva forma de ver la literatura, donde el espíritu creativo, el corazón y el estilo caminan juntos”.

Y la andaluza se ha unido a ese empeño. En realidad, porque tiene algo de valor que decirnos. Ante un personaje así, no fue necesaria mucha insistencia para entrevistarla.

Ella venía a Praga a presentar su libro en la librería Deliberia y la conocí esa misma tarde.

Después de hablar largo y tendido, le pedí que declamara algunos de sus poemas. Entendí lo de rapsoda. Lo hace a la perfección, ya que cuando recita, el oyente se estremece. O al menos yo me estremecí.

No soy muy versado en poesía, es más, mi contacto con este género es más bien esporádico. En Praga tuve ocasión de asistir a alguna velada literaria del grupo “Luces de Bohemia”, y ahí quedó la cosa.

Pero tras entrevistar a Rosa y leer su libro de 92 páginas, me di cuenta de la hermosura de esos poemas, que son autobiográficos.

Hay elegía por el desamor, nostalgia de los buenos momentos vividos, recuerdos, búsquedas a tientas de algo que podemos intuir.

Además de poemas, al inicio aparecen algunas páginas de su diario, que nos explican qué tipo de persona es Rosa, de sus temores, aficiones, amistades perrunas y no perrunas, incluso situaciones peregrinas, como cuando se quedó enganchada con la rama de un árbol.

Y luego hay relatos breves. Como aquel de un amor en apariencia imposible, entre una noble cristiana y un cargador árabe. Algo que tiene como marco Alzawiya y destila sabor granadino. Lo más bonito del relato son los poemas que recita el cargador a su amada.

Una vez más, en el libro destacan los versos con métrica libre, que se deshacen como una caricia en el oído. Incluso los poemas breves, de dos líneas. “Soy la arena del desierto que se escapa entre tus manos”, o “Vamos a jugar a ese cuento en que pierdo mi zapato y tú me encuentras”.

Muchas gracias por hacernos disfrutar así.

Gamero:

 

02. 04. 2017

3 Comments to “Andaluza Rosa Gamero presenta en Praga “Y mientras tanto, te sigo esperando: septiembre””

#1  Eduardo Guillén G-Novo lo escribió (02.04.2017 - 23:15)

He leído el libro y me ha encantado. Lo recomiendo.
Poemas de fácil lectura y con cuyos versos se puede identificar el lector. ¿Quien no ha estado enamorado alguna vez?, ¿quien no ha sentido en alguna ocasión el amargo sabor del desamor?. Armonía, fluidez, sensaciones…

#2  Marisol Taveras Morales lo escribió (03.04.2017 - 01:02)

Me gusta estan bello, Mi saludo desde Amsterdam guapa…….

#3  Angel Moreno lo escribió (03.04.2017 - 10:05)

Tuve el honor de ser invitado por Rosa a la presentación de su libro, que fué un éxito. Tuve el placer de oirla declamar sus propios versos. Tuve la sensación de estar delante de alguien tocada directamente por la musa Erató.

Y mientras tanto, te sigo esperando: septiembre, es un libro que no puedes leerlo mas que de un tirón, pero se relee a menudo.

Gracias Rosa, por tu obra y tu personalidad, que han hecho que seamos amigos.

Coméntalo: