Relectura de la Diana de Jorge Montemayor gana premio iberoamericano de Praga

Pavlína Juračková, ganadora del XXII certamen del Premio IberoamericanoLa reivindicación de una lectura distinta de “Los siete libros de la Diana” del poeta portugués Jorge de Montemayor (1520-1561), a cargo de la estudiante Pavlína Juračková de la Universidad Carolina de Praga, ganó hoy la XXII edición del Premio Iberoamericano, fallado en Praga. El trabajo de Juračková plantea la relectura en clave mística, o de unión con Dios, del último libro de los siete libros de la Diana de Montemayor.

La narrativa de este autor portugués que escribió en castellano es tradicionalmente considerada del subgénero pastoril, y ahora la checa, partiendo de la idea de Juan Goytisolo sobre la importancia de la relectura de los textos literarios, quiere revisar esa visión.

“La novela pastoril sirve a Jorge Montemayor como una máscara, porque había persecuciones inquisitoriales y en este contexto horroroso él se queda con este traje, como san Juan de la Cruz con el traje de la poesía amorosa, y escribre sobre el tema místico”, explicó Juračková, que cursa 4° de Filología Española y Portuguesa.

En su opinión, Montemayor “llega a través de siete libros, siete puertas, a un posible estado místico”, por lo que está “mucho más en la corriente espiritual, como santa Teresa de Jesús y san Juan de la Cruz”.

Algunas obras del escritor lusitano, como el “Diálogo espiritual”, aparecen en el índice de libros prohibidos de la Inquisición española, recordó también la estudiosa.

De izda. a dcha: Rebeca Grynspan, secretaria general iberoamericana, Tomáš Zima, rector de la Universidad Carolina, e Ivo Krýsa, viceministro de EducaciónJurečkováa considera que Montemayor, uno de los autores más apreciados por Cervantes y que aparece en el escrutinio de biblioteca de don Alonso Quijano dentro del “El Quijote”, aporta algo al hombre de hoy.

“Creo que nos aporta algo, porque al leer su obra vemos que son cosas muy sencillas, muy normales, cosas que hoy en día ya no nos parecen tan naturales”, dice asimismo Jurečková en relación a tesis novedosa, sobre la que quiere profundizar en el futuro.

Además del rector de la Carolina, Tomáš Zima, a la entrega del premio asistió la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, el embajador de España, Pedro Calvo-Sotelo, el viceministro de Educación, Ivo Krýsa, y los jefes de las misiones diplomáticas de los países latinoamericanos en la República Checa.

Al concurso se presentaron 19 trabajos en castellano y portugués de alumnos de siete universidades checas, y han versado sobre inmigración, fiestas y peregrinaciones, política, economía, hispanidad y lengua, poesía, piratería, y hasta el papel de la mujer en la obra de Arturo Pérez-Reverte, uno de los autores más leídos de la narrativa española actual.

“El mundo de hoy está sediento de iniciativas como esta. La apertura y la curiosidad intelectual que denotan estos ensayos demuestran una vocación por aprender sobre otras culturas, por entender a los demás”, dijo Grynspan en su alocución.

Grynspan alertó contra “el recrudecimiento de retóricas nacionalistas y xenófobas” en algunos países de Occidente y abogó por formar “puentes que nos unan y que promovamos la construcción de identidades incluyentes”. Rebeca Grynspan, secretaria general iberoamericana, y Pavlína Jurečková El embajador de España, Pedro Calvo-Sotelo, secretario pro tempore de esta edición. Durante la entrega de premios

04. 04. 2017

Coméntalo: