Santo Niño de Praga recorre calles de su ciudad arropado por admiradores

Al comienzo de la procesión delante de la iglesia de Nuestra Señora de la VictoriaCientos de personas asistieron el sábado a la procesión con el santo Niño de Praga, que discurrió con cantos en inglés por las inmediaciones de la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria donde se venera la imagen, que hoy, primer domingo de mayo y día de su fiesta, será coronado y objeto de una ofrenda floral.

A primera hora del sábado, la imagen de cera y madera  fue bajada de su hornacina y revestida con brocado rojo, abrigo de armiño y nuevo cuello de filigrana, y luego venerada por unas pocas personas llegadas de México, Inglaterra, Suecia, Canadá, Singapur, España y Filipinas, entre otros.

“Al principio estaba yo y las carmelitas, pero poco a poco se ha ido sumando gente”, recordó Susan Hauck, una sastre de Richmond (Canadá) hoy jubilada, que empezó a venir a Praga con esta ocasión hace veinte años, cuando se recuperó la tradición de la procesión después de un paréntesis de casi cincuenta años.

“Ahora sólo hago vestidos para él”, dice Susan en referencia a la imagen del niño milagroso, que se ha propuesta dar a conocer por todo el mundo a través del envío de réplicas y estampas con pedazos de tejido que ha pasado por las manos del original en Praga.

“He llevado muchas estatuas a Perú, Ecuador, Nicaragua, México, EE.UU., Filipinas y a los cuatro puntos cardinales”, añadió Hauck, que afirma conocer numerosos testimonios de “cuán milagroso es el santo Niño”.

Una devota del santo Niño acaricia el manto de la estatuaTras recuperarse la tradición en 1995, “se paseaba por Praga la imagen original que es muy frágil”, recuerda la canadiense, y con los años se sustituyó por una réplica, mientras que la imagen real permanece engalanada con flores, desde la víspera de su fiesta, para la veneración de la gente junto al altar mayor.

La procesión recorrió las calles Karmelicka, Harantova, la Plaza de Malta, Lazenska, Mostecka, la Plaza de Mala Strana y volvió a Karmelicka, en un recorrido que duró 45 minutos en medio de la marea de turistas y curiosos que contemplaban el paso del Niño, en el que se iban turnado personas.

Desde Liverpool llegaron los hermanos Laurence y Brian Michael, para agradecer al santo Niño la curación de Wandela Mary, hija de Brian y que nació hace 14 meses con enfermedad de Kyrle.

Hace dos meses que Wandela empezó a curarse de su dermatosis perforante adquirida en pacientes con insuficiencia renal, y los hermanos Michael lo atribuyen a una ayuda del Niño, del que tuvieron conocimiento a través de la red social You Tube y se encomendaron a él.

La empresaria de Singapur Dolores Don, decoradora de espacios interiores, es otra de los “devotos” del santo Niño, y creó en 2016 “Gaudete App”, la aplicación oficial para celulares de la Sociedad del santo Niño, algo “que ha llevado al santo Niño a un nivel global con muchas descargas de americanos”, explica.

“Vine a Praga por mi madre, que tenía mucha devoción al Niño, y luego me he dedicado a comprar estatuas y extender su devoción”, afirma Don, que desde su organización apoya a madres y sirvientas abusadas, curas mayores y la formación de sacerdotes, para llevar a esos jóvenes “a estudiar a Roma y Filipinas”.

Personas llegadas de Viena, París y Berlín asistieron hoy a la coronación y ofrenda floral en Praga, tras una misa en inglés celebrada al mediodía, actos que culminaron en una barbacoa en el jardín de Nuestra Señora de la Victoria.

“De Berlín han llegado cinco autobuses con 250 personas”, dijo una filipina, activa en los preparativos gastronómicos para un millar de comensales.

VÍDEO: EL SANTO NIÑO DE PRAGA VUELVE A RECORRER LAS CALLES DE LA CAPITAL CHECA

Susan Hauck (dcha.) e Ira Johnson muestran los nuevos vestidos del santo Niño

La procesión del santo Niño avanza por la calle Karmelitská de Praga

Jed Dayang, diplomático de Filipinas, transporta altavoz durante procesión por el centro de Praga con el santo Niño

06. 05. 2018

Coméntalo: