Profesor coruñés Francisco Fariña, homenajeado “in memoriam” por la Universidad Carolina

Francisco Javier Fariña Alonso llegó a Praga en febrero de 1933El intelectual coruñés Francisco Javier Fariña Alonso fue uno de los veinticuatro profesores extranjeros homenajeados hoy, de manera póstuma, por la Faculta de Filosofía y Letras de la Universidad Carolina de Praga, tras haber formado parte del claustro en el período 1918-1948.

El homenaje ha consistido en la presentación de un libro, ”Universidad Abierta. La Facultad de Filosofía de la Universidad Carolina y sus extranjeros 1918-1938-1948″, y la inauguración, en el vestíbulo de la facultad, de una exposición fotográfica con semblanzas de los profesores.

Al acto acudió Daniel Soukup, pro decano para Relaciones Exteriores de la facultad; Ondřej Kolář, alcalde del distrito VI de Praga, donde vivieron muchos de los profesores; familiares de algunos homenajeados; además de ponentes que han documentado el paso de estos intelectuales foráneos por Praga, como el corresponsal de la Agencia Efe, Gustavo Monge, que dirigió al público unas palabras sobre Fariña.

El marco temporal de la muestra, tal como aparece en el libro, está acotado por la fundación de Checoslovaquia y la irrupción del la dictadura comunista después de la II Guerra Mundial.

En la publicación, de 146 páginas, se destaca también el papel que jugaron estos hombres en la internacionalización de la facultad en el nuevo estado checoslovaco, durante los años en que la corporación universitaria gozó todavía de libertad académica.

Durante la inauguración de la muestra-homenaje a los profesores extranjeros

La facultad atravesó momentos de “trepidante transformación desde 1918, en reacción a las necesidades formativas de un joven estado checoslovaco imbuído de una confianza creciente en su propio destino”, dice el editor del libro y autor de la muestra, el historiador y filósofo Petr Hlavaček.

Este reconocimiento de Fariña es importante, pues se trata de la primera vez que se le otorga, habida cuenta de la huella que dejó con su enseñanza de la lengua y cultura españolas tanto en la Universidad de Praga como en otros entes de enseñanza superior checoslovacos de Brno, Bratislava, Olomouc, etc.

Fariña (La Coruña, España, 1891 – Múnich, Alemania, 1955) contó entre alumnos y seguidores a personas que serían clave en la formación del hispanismo checo moderno, como Josef V. Polišenský, Oldřich Bělič, Oldřich Tychý, Jaroslav Kuchválek, Libuše Prokopová o Kamil Uhliř, aunque no con todos se relacionaron con el intelectual gallego con la misma intensidad.

Con Polišenský, quizás la figura más relevante de ese hispanismo contemporáneo en ciernes, le unieron lazos de amistad, ya que el alumno fue agasajado en el domicilio privado de Fariña, y allí pudo conocer la obra de Unamuno y Ortega y Gasset, a través del profesor.

El idioma español adquirió estatus de lengua oficial en la facultad después de la II Guerra Mundial, gracias al empeño de un alumno de Fariña, que a su vez también supo inculcar el interés por la lengua de Cervantes entre alumnos suyos, como Vladimír Rejzek .

Gustavo Monge:

De dcha. a izda: el historiador Petr Hlavaček, el pro decano Daniel Soukup y el periodista Gustavo Monge

19. 11. 2019

Coméntalo: